ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico:



junio 04, 2010

Más delgada, pero sin perder peso

Después de la catástrofe de la semana antepasada con el periodo, perdí de inmediato una buena parte de los kilos que había ganado. Pero no todo...

Lo extraño del caso es que he seguido adelgazando. Sí, adelgazo pero no pierdo peso!! Eso me tiene algo desconcertada.

Sé que he adelgazado no sólo porque las medidas siguen siendo cada vez más favorables (la semana que viene pongo los números), sino porque me veo mucho más estilizada en el espejo, y ya logro entrar en unos pantalones que son mi medida estándar de flacura.

Quiere decir que he seguido rebajando.

Ahora no sé de dónde viene ese peso que no quiere disminuir.

"Los músculos pesan, mujer!", me dijo mi esposo esta mañana. ¿Quiere decir que con mi nueva dieta he estado perdiendo grasa pero ganando músculo? Pues me parece bien en general, pero no me dolería que la balanza me lanzara números más agradables...

Así que estuve haciendo una introspección de mi comportamiento alimentario estos últimos días, y encontré algunas fallitas a corregir:
  1. Con ese cuento de que en la mañana puedo comer lo que quiera, he estado... cómo decirlo... comiendo lo que quiera! Y bueno, creo que tampoco es la idea. Sí, puedo comer pan y algo de grasas (mantequilla, por ejemplo), pero tampoco hay que abusar (sobretodo con los dulces, que son mi debilidad: donas, bombas, galletas, tortas...).
  2. Estos días he estado algo estresada por el trabajo, y me he "permitido" comer una fruta o hasta alguna galleta (ligera) en las tardes y a veces en la cena. No parece la gran cosa, pero al fin y al cabo son azúcares y harinas que no debería comer a esas horas.
  3. Por lo mismo del trabajo estoy durmiendo muy poco... algo como de 12 y media de la noche a 6 y media de la mañana. No es lo ideal.
Esas cosillas parecen pequeñas, pero tal vez están alterando un poco los resultados de mi nueva dieta. Quiero decir que si me pusiera un poquito más estricta tal vez estaría rebajando más rápido.

No quiere decir que tenga prohibido hacer esas cosas, sólo quiere decir que mientras esté en fase de pérdida de peso debo ser un poco más cuidadosa. Más adelante, en una fase de mantenimiento, supongo que puedo tener esos pequeños deslices sin problemas (pero sin abusar!).

Así que lo que me propongo a partir de esta semana es: eliminar completamente el azúcar de mi vida (gracias a Dios que existe el edulcorante!), nada de harinas (ni siquiera integrales) ni de féculas después de mediodía, y obligarme a dormir un poco más cada día.

Por lo demás, mis piernas me muestran ya los primeros resultados de mi tratamiento anticelulítico, a tan sólo una semana de aplicación... en una semana más pondré algunas fotillos...

No espero desarrollar un cuerpo perfecto en una semana, sé que será una cosa de varios meses, pero sí creo que ir notando un avance al menos cada 15 días es importante. Y yo lo estoy notando, así que sigo adelante!!!

ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico: