ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico:



agosto 09, 2010

Dieta y vacaciones

escoger comidas sanas
Qué difícil es mantener la dieta cuando uno está de vacaciones...

Aquí estoy yo, dando batallas, y ya he perdido algunas...

Me he encontrado con varias dificultades para continuar con mi nueva dieta durante las vacaciones, sobre todo porque se trata de vacaciones en familia.

He aquí algunas de estas dificultades:
  1. Hemos ido a lugares que no había visitado antes, donde la comida es riquísima y yo... ¡quiero probarlo todo! Evidentemente eso que yo quiero probar no tiene nada de dietético...
  2. Ando con toda mi familia, y mientras yo trato de comer sólo proteínas y vegetales al vapor, ellos comen panes, frituras, charcutería y postres de lo más provocadores...
  3. Me ha tocado cargar con un bolso lleno de mis meriendas "salvavidas": yogurt descremado, Stevia, chocolate negro sin azúcar, un envase de agua, postres dietéticos, y mi pan Dukan... Esto es lo que realmente me ha ayudado a "mantener" un poco el espíritu dietético, pero la verdad no es cómodo andar con todo ese aparataje (además, el yogurt caliente la verdad no sabe muy bien -.-')
Luego de unas tres semanas en ires y venires, en mirar para otro lado cuando mi hermana se come unas riquísimas papas fritas, y en evitar saborear el pan dulce de coco con pepitas de chocolate que mi hijo aprendió a cocinar en mi máquina de pan, he logrado a medias mantener mi dieta.

Digo a medias porque, para ser sincera, una que otra papa frita (y uno que otro pedazo de pan dulce) se ha hecho su camino a través de mi garganta, hasta mi estómago... y eso obviamente se evidencia en mi balanza despiadada, que no duda en sacarme en cara el kilo de más... pero ¡sorpresa! mi cinta métrica, mucho más condescendiente, me revela que he perdido otro medio centímetro de muslos :D

Y bueno, la verdad es que una vez el metabolismo cambiado los deslices se perdonan más fácilmente.

Eso sí, deslices... no más. Mi dieta sigue en pie, y yo con paso firme hasta perder hasta el último gramo que me propuse.

Resultados hasta ahora: un kilo de grasa perdido por mes, para un total de tres kilos y medio hasta el momento, y un saldo de dos kilos por perder.

Varios centímetros de menos, un cuerpo más esbelto, una actitud más sana y consciente frente a mi alimentación, mayor fuerza muscular, mayor tonicidad, mejor humor y mayor satisfacción para con mi figura.

Esta dieta ¡¡¡sí funciona!!!

ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico: