ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico:



enero 21, 2011

Fisicoculturista yo? (o cómo mi nueva dieta afecta mi matrimonio)

dieta y fitness
No creo llegar a ponerme así nunca (ni quiero!!)
Primero que nada quiero decir que estoy súper contenta porque mañana es mi día de trampa :D Voy a comer croissants en el desayuno, y posiblemente pizza al almuerzo... mmmm...

Bueno, ahora a lo serio.

Este post lo escribo pensando en mi adorado esposo. Hoy estuve pensando en cómo nos hemos compenetrado en los últimos meses gracias a mi nueva dieta. Estamos en total sintonía: hemos aprendido juntos cómo comer, cuándo y cuánto.

Mi querido esposo incluso ha estado haciendo la comida últimamente (porque tiene un poco más de tiempo libre que yo) y ya sabe qué alimentos combinar para hacer una comida sana y balanceada.

Durante el día conversamos mucho sobre la dieta, sobre cómo queremos mejorar nuestro cuerpo, y sobre qué programa de ejercicios seguir para lograr cada uno su objetivo, ya sea quemar grasa, ganar músculo, o las dos cosas. Durante la noche, muchas veces es él quien me convence de ir al gym, cuando yo llego muy cansada del trabajo o sin ánimos de volver a salir (sobre todo cuando está lloviendo o cuando hace mucho frío).

Creo que esto nos ha unido mucho.

Es algo que compartimos los dos muy profundamente, que nos pertenece y que nos satisface, algo de lo que podemos hablar todo el tiempo, entendiéndonos el uno al otro, apoyándonos en nuestros objetivos y ayudándonos a lograrlos. Esto realmente se ha vuelto una parte importante de nuestras vidas... de mi vida.

De hecho, en estos días estuve conversando con mi esposito de cómo esto de la dieta y el ejercicio me ha absorbido tanto que termina siendo un culto... "Exactamente! Por eso se llama fisicoculturismo: es el culto al cuerpo!", me dijo él...

¡Pues sí!

Yo no lo había pensado... pero ciertamente ya estoy hecha toda una fisicocuclturista, no por la forma de mi cuerpo ni nada (uf, que aún me falta mejorar muchísimo...), sino por el interés que le estoy poniendo al asunto.

Me interesa alimentarme bien, darle a mi cuerpo todos los nutrientes que necesita.

Me interesa hacer ejercicios, buenos ejercicios, eficientes, para volverme más fuerte y más resistente.

Me interesa cuidar mis hormonas y mantener mi metabolismo acelerado, para que mi cuerpo aprenda a quemar la grasa y yo siempre tenga energía.

ESO es FISICOCULTURISMO


O Fitness, como también me gusta llamarlo.

Sea como sea, ya comienzo a considerarme una fisicoculturista, y en gran parte se lo debo a mi esposo, que ha estado allí desde el comienzo, apoyándome y animándome. Gracias mi amor.

Creo que esto es una prueba de que estos caminos se recorren más a gusto cuando uno está acompañado. Por eso también quiero agradecerles a ustedes, mis lectoras y lectores, muchas veces silenciosos pero presentes.

ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico: