ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico:



julio 20, 2011

Tip No. 2 para No Engordar en Vacaciones

El día de hoy vuelvo con el segundo de mis Tips para No Engordar en Vacaciones. En el primero vimos que era importante mantener siempre en mente nuestros objetivos de adelgazamiento, y no tirarlos a la basura sólo por el hecho de que nos salgamos de la dieta una vez (o dos veces).

Pero, ¿qué pasa si nos salimos de la dieta MUCHAS veces?

Desde que estoy en Venezuela me ha sido infinitamente difícil seguir mi dieta...

No es que no consiga los alimentos, sino que tengo tantas ganas de comer esas cosas ricas que hace meses (o años) que no comía!!

Arepas, tequeños, pasteles, empanadas, churros, pan piñita...

También hay mangos, aguacates, ciruelas y otros alimentos naturales muy ricos que he comido (y que no considero completamente "fuera de dieta"), pero la verdad es que más ha sido lo malo que lo bueno...

Obviamente, sólo con el hecho de pensar que no tengo por qué dejar la dieta NO va a ser suficiente para no engordar (de hecho, los primeros días me inflé como un pez globo!! qué horrible... ya les contaré).

Así que se necesitan otros Tips para evitar el desastre... y el de hoy es:

Control de Porciones


Una de las cosas que menos me gustan de algunas de las dietas que hay por ahí es eso de que se pueda comer ilimitadamente o a voluntad. Considero que el saber controlar las porciones es un hábito alimenticio de lo más importante, sobre todo para las personas con sobrepeso que, justamente, tienen dificultad en medir cuánto deben comer.

El punto es que el hecho de comer demasiado en una sola sentada tiene sus causas en que el sistema de hormonas reguladoras del apetito está funcionando mal: hay resistencia a la leptina, y seguramente también resistencia a la insulina. Comer de más NO ES BUENO, en ningún contexto.

Además, comer de más no sólo nos mete en problemas en cuanto a las calorías: se ha demostrado que una comida fuera de proporciones hace comer más el resto del día, y promueve un mayor almacenamiento de grasas que si se comiera la misma cantidad de comida pero distribuida en porciones pequeñas en un cierto tiempo.

Así que la idea es ésta:
Aunque estemos comiendo cosas ricas y engordosas (¿por qué todas las cosas ricas tienen que ser engordosas? :'( ), NUNCA hay necesidad de atragantarse de comida: el control de porciones es uno de los mejores hábitos a adquirir, tanto en vacaciones como en nuestro día a día.
Así que a comer una sola arepita, luego dos tequeños, más tarde dos churros, luego una empanada... ;)

En estos días volveré con más tips, el artículo de la leche que les prometí hace unos días, y el análisis de Ni Una Dieta Más (¡ayer me compré el libro!).

ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico: