ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico:



julio 30, 2011

Tip No. 4 para No Engordar en Vacaciones

Cuando todo intento racional por cuidar la línea falla ante las tentaciones virtualmente irrestibles de comidas tan pecaminosas como deliciosas, medidas extremas deben ser adoptadas...

Esta semana: una medida que requiere valentía pero que trae excelentes recompensas...

¿Ya saben de qué les estoy hablando?

¡Seguro que sí! Ajá, el temido, el único y nunca bien ponderado...

Ayuno intermitente


Sé que esto le asusta a mucha gente pero, creánme, ni es tan difícil de hacer ni es peligroso.

Al contrario, cada vez más estudios científicos sobre este tema concluyen que ayunar de vez en cuando es bueno para la salud.

En el tema del adelgazamiento (o, mejor, de no engordar en vacaciones), el ayuno intermitente puede ser un gran aliado:
  • Menos calorías totales consumidas
  • Un buen descanso al pobre y recargado sistema digestivo
  • Un merecido espacio para "limpiar" las tuberías (si saben a qué me refiero...)
  • Mayor consumo de líquidos con respecto a las comidas sólidas
  • Etcétera, etcétera, etcétera...

¿Cómo ayunar en periodo de vacaciones?


No les voy a mentir, es bastante difícil.

Lo he intentado (sin éxito) varias veces en esta semana, pero sí que he logrado mantenerme alejada de la comida por varias horas seguidas.

Si bien no he podido hacer un ayuno completo (como luego de mis días fuera de dieta) porque siempre se me atraviesa una comida riquísima y engordosísima (desgraciadas panaderías...), aún algunas horas de ayuno me han ayudado a mantener mi sistema digestivo descongestionado y mi cintura en dimensiones más que aceptables dadas las circunstancias alimenticias desastrosas en las que me encuentro desde hace ya tres semanas.

Podemos hacer ayuno intermitente aprovechando las horas de ayuno obligado de la noche y prolongándolas en lo posible:
  • No comer nada luego del almuerzo y hasta el desayuno del día siguiente da, al menos, 14 horas de ayuno.
  • Cenar relativamente temprano y luego no comer sino hasta el almuerzo del día siguiente también da unas 14 horas de ayuno (éste es relativamente fácil si uno se levanta tarde).
Dada la dificultad de hacer un ayuno completo durante las vacaciones, y dado el desajuste total en términos de distribución de macronutrientes y de calorías totales ingeridas, recomendar ayunar cada vez que se pueda no es tan descabellado.

Yo prefiero hacer mis ayunos a punta sólo de agua, té y café sin azúcar, pero pueden hacerlos también con batidos de proteínas (preparados con agua preferiblemente), o incluso comiendo sólo vegetales ligeros (o también en batido), tipo dieta de desintoxicación.

Recuerden...


Estamos de vacaciones y no estamos siguiendo las reglas generales de alimentación saludable que mantenemos como estilo de vida, así que cualquier truquillo que ayude a que el desastre no sea tan grande será de ayuda.

Por ayunar de vez en cuando no se va a dañar el metabolismo ni mucho menos...

Particularmente, he estado tratando de valerme de cualquier cosa para evitar engordar mientras que aprovecho de comer todas las delicias venezolanas y merideñas que no probaba desde hacía más de 6 meses y que probablemente no volveré a consumir sino hasta dentro de un año.

Así que a aprovechar esas vacaciones, sin remordimientos de conciencia pero sin abusos, y a valernos de todo truco habido y por haber para mantener la cordura ¡y la cintura! ;)

ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico: