ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico:



diciembre 09, 2011

10 Nuevas maneras de Comer Saludablemente

Si alguien te preguntara "¿Cómo se puede comer saludablemente?", ¿qué responderías?
  • ¿Comer bajo en grasas?
  • ¿Evitar las carnes rojas?
  • ¿Comer menos sal?
  • ¿Comer cereales integrales?
La verdad es que muchas de las "reglas" de la alimentación saludable las adoptamos gracias a la internacionalización de la infame pirámide alimenticia, creada en Estados Unidos en 1992.

De allá para acá, muchos estudios científicos han lanzado resultados que no apoyan esas recomendaciones y, en algunos casos, hasta las contradicen.

Entonces, ¿cuáles son las nuevas maneras de comer saludablemente?

En este artículo (dividido en dos partes), original de myHealthNewsDaily.com que he traducido y sintetizado para ti, te voy a contar 10 de ellas.

10. ¿Evitar grasas? Depende de qué tipo...


Eso de "libre de grasas", "bajo en grasas", o "ligero", ya no va para el baile.

De hecho, las únicas grasas que realmente hay que evitar son las grasas trans.

Del resto, numerosos estudios han demostrado que los ácidos grasos omega 3 (presentes en los pescados azules, semillas y frutos secos) promueven la salud del corazón y del cerebro, y disminuyen el riesgo de cáncer en algunos casos. Los omega 3 también ayudan a mejorar condiciones como la artritis, el colesterol alto y los desórdenes de atención.

Las grasas saturadas tampoco son el malo de la película. Por ejemplo, las grasas presentes en el aceite de coco orgánico (que son en gran parte saturadas), ayudan a adelgazar y promueven una buena salud. Finalmente, las grasas monoinsaturadas presentes en los frutos secos también son excelentes adiciones de una alimentación saludable.

9. Los huevos (sí, con todo y yema) son súper saludables


Olvídate de tener que evitar las yemas: ¡ésa es la parte más saludable y nutritiva del huevo!

Las yemas de huevos son ricas en colina, un nutriente importantísimo similar a la vitamina B y del que muchos adultos tienen deficiencia. Otros alimentos ricos en colina son la mantequilla (sí, también es saludable... ¿qué te parece?), el maní (cacahuate), los granos de soya (enteros) y la avena.

La colina es parte esencial de la membrana de nuestras células, particularmente las del cerebro.

Además, no olvides que la mitad de la proteína del huevo está en la yema.

8. ¡Que viva la cultura!


Los platos típicos de diferentes culturas pueden ofrecernos mucho más que un viaje gastronómico.

Los alimentos fermentados como el kéfir (una bebida láctea turca), el tamari (una salsa de soya japonesa), el kimchi (un plato de verduras coreano) y el miso (un condimento japonés) promueven el crecimiento de bacterias saludables en nuestros intestinos.

Estas bacterias, también conocidas como probióticos, mejoran la absorción de las proteínas y los minerales, y mejoran la constipación, la colitis y la acidez estomacal.

Pero ojo, nada de estar comprando suplementos de probióticos... en su mayoría los cultivos presentes en estos suplementos están muertos debido al procesamiento y al tiempo de mantenimiento en despensa de este tipo de alimentos. Nada mejor que una verdadera comida tradicional o preparada en casa, fresca y con todos los beneficios de un alimento real.

7. ¿Tienes hambre... o más bien sed?


Mucha gente confunde el hambre con la sed, y deciuden comer algo cuando en realidad su cuerpo lo que necesita es agua.

Esto lo discute Jon Gabriel en si libro (El Método Gabriel), en donde lo explica como una respuesta primitiva del cuerpo: interpretar cualquier tipo de deficiencia como una falta de alimento.

Si en algún momento sientes hambre fuera de las comidas, prueba primero tomando un vaso grande de agua pura y espera 20 minutos. Verás que, la mayor parte de las veces, tu "hambre" se desaparece.

6. La papa no engorda


En realidad, tanto la papa como otros tubérculos son alimentos naturales que ofrecen muchos nutrientes, aunque sean altos en carbohidratos. Las papas, por ejemplo, tienen la habilidad de reducir la presión arterial, gracias a que son ricas en potasio (al igual que las naranjas, las judías blancas y el yogurt).

Si la consumes con la piel, estarás aportando una buena cantidad de fibra a la comida, lo cual regula la absorción de los almidones de la papa. Eso sí, trata de obtenerla de fuentes ecológicas para evitar consumir sustancias tóxicas, pues la piel de la papa tiende a tener una concentración importante de pesticidas.

Por cierto, las papas fritas no entran en la categoría de "alimentos saludables" (sorry).


A continuación...


Mañana volveré con las otra 5 ideas para cambiar tu forma de alimentarte y ganar en salud. No te las pierdas ;)

Mientras tanto, ¿qué tal si te anotas un punto y quedas como la persona inteligente entre tus amigos? Comparte este artículo y muéstrales que ahora pueden comer papas, huevos enteros y grasas y tener una mejor salud.

Haz click en los botoncitos a continuación (escoge tu plataforma preferida: Facebook o Twitter).

ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico: