ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico:



diciembre 05, 2011

6 Decisiones que determinan cuánto comes

Aunque se habla mucho del "metabolismo lento", la cruda realidad es que la razón de que muchos de nosotros engordemos (o no podamos adelgazar) no tiene nada que ver con nuestra capacidad de quemar grasa.

La verdad es que la mayoría de la gente come más de lo que necesita... sin darse cuenta.

Para saber si tú estás en ese grupo, presta atención a las siguientes 6 decisiones que van a determinar cuánto comes (y, la próxima vez, toma la decisión correcta).

¿Cuál es tu estado de ánimo?


Los nervios, la ansiedad o la depresión, el estrés, la presión y el agobio por terminar un trabajo a tiempo, la tristeza, el enfado o la alegría desmedida son estados de ánimo que cada uno canaliza a su manera.

La alimentación o algunos alimentos en concreto (alimentos consuelo) son el desahogo para muchas personas, que encuentran un alivio en la comida.

¿Quién cocina en casa?


Este factor determina los alimentos que se comen, su modo de elaboración y, por ende, las calorías por ración.

Este aspecto es muy importante para tener claro que se desconoce de forma concreta la cantidad de alimento que se come, si el plato contiene mucho o poco aceite. Un alimento puede ser muy saludable, pero si tienes más calorías que las necesarias terminarás engordando.

¿Con quién comes?


Un estudio reciente mostró que comer en compañía de más de seis personas hace que se consuma hasta un 96% más que si se come solo.

Se come por imitación, por lo que el comportamiento alimentario está influenciado por la conducta de los demás (si los amigos escogen porciones grandes o pequeñas, alimentos insanos o saludables). Incluso cambia el modo de comer si el acompañante está delgado o tiene sobrepeso, hasta el punto de que compartir mesa con personas delgadas y con mucho apetito incita a autoconcederse un permiso para imitarles y comer más cantidad, algo que en otras circunstancias no se haría.

¿Dónde comes?


La gente que come delante del televisor o del computador come un tercio más de cantidad, debido a que no se está concentrado en los alimentos y se come de manera inconsciente. Al no prestar la atención necesaria, no se perciben los mensajes que llegan al cerebro y le advierten de que el estómago está lleno y aún se come.

¿Sabes qué elegir?


El olor, el efecto cromático de un plato, la variedad de alimentos de un menú y la buena presencia de la comida afecta a la cantidad que se come. Está demostrado que se tiende a comer más alimentos si se tienen más opciones, que si solo hay una oferta.

¿De qué tamaño es tu plato?


Reconocer que el tamaño de los platos y los vasos puede inducir a comer más, es importante para revisar la vajilla que se usa. Puede suceder que se haya comprado un bol de desayuno que ha gustado por su diseño, sin ser consciente de que cabe casi medio litro de leche y gran cantidad de cereales.

Esta puede ser la razón de que cada día se ingiera una cantidad extra de calorías, grasas y azúcares en cada comida. Igualmente, si se compran paquetes de salsa, pasta, zumos, refrescos, panes de molde o yogures de gran tamaño o tamaño familiar, se consume hasta un 30% más cantidad por servicio.

¿Comes alimentos light?


"Bajo en grasa" o "bajo contenido en azúcares" no significa "bajo en calorías". Un producto puede alegar el mensaje de "light", "ligero" o cualquier otra declaración que tenga el mismo significado si tiene, como mínimo, una reducción del contenido en calorías, grasas, proteínas o azúcares del 30%, en comparación con un producto similar.

Esto quiere decir que si consumes algún alimento light no necesariamente estás disminuyendo considerablemente la cantidad de grasas, azúcares o calorías en tu dieta.

Es más, estos alimentos son muy procesados y usualmente son incluso peores (desde el punto de vista nutricional) que las versiones normales. En el marco de una alimentación adelgazante saludable como la que promuevo en Mi Nueva Dieta no aconsejo en lo absoluto consumir ningún tipo de alimento light.

Una herramienta para mejorar


Una de las mejores formas de identificar si estás cometiendo el error de comer más de la cuenta es llevando un diario de comidas.

Yo recomiendo ampliamente hacerlo (aunque sea un verdadero fastidio). Con sólo una semana anotando absolutamente todo lo que te lleves a la boca (tanto comidas como bebidas), en qué momentos lo haces, en qué cantidades y cómo te sentías en ese momento, verás lo mucho que aprendes sobre tus hábitos alimenticios y sobre cómo mejorarlos.

ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico: