ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico:



diciembre 07, 2011

¿Desayuna como un Rey? Tal vez no...

Desde siempre hemos escuchado el famoso dicho "Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe, cena como un mendigo".

Aunque en general esto se puede considerar como un buen consejo para todo aquel que desea mantenerse en la línea (sobretodo la parte de hacer cenas ligeras), comer un desayuno gigante podría no ser muy buena idea.

Ok, nadie está hablando de atracarse... pero resulta que la cantidad de comida que comas en el desayuno puede hacer que termines comiendo más o menos el resto del día.

Entonces ¿cuánto comer en el desayuno para comer menos durante el día?

¿Desayuna como un rey? Mmm...


En un estudio publicado en enero de este año en el Nutrition Journal, se encontró que tanto personas obesas como personas sin sobrepeso consumieron menos calorías totales durante el día cuando sus desayunos fueron relativamente ligeros (de alrededor de 250 calorías).

Aunque la gente tiende a comer una cantidad fija de calorías en el almuerzo y en la cena, el estudio reveló que los desayunos grandes podían inducir un consumo de comidas más grandes a lo largo del día.

Pero OJO, ¡eso no quiere decir que haya que saltarse el desayuno! (eso sería aún peor).

Simplemente se trata de no refugiarse en la excusa de que el desayuno es la comida más importante del día (que sí lo es) para venir a comer más de la cuenta...

Ahora que lo pienso... los reyes siempre eran medio gorditos, ¿no? ;p

No sólo el "cuánto" importa...


... también el "qué".

En el estudio, también se observó que el tipo de alimentos que comían las personas en el desayuno afectaba su consumo calórico el resto del día.

Cuando comían cosas como huevos, salchichas, quesos, mermelada y mantequilla, tendían a comer más de la cuenta.

Claro, considerando que estos alimentos son relativamente altos en calorías, es fácil alcanzar rápidamente las 250 calorías que se observó como valor óptimo.

¿La solución?

Agrega a tu desayuno buenas cantodades de verduras y frutas, que son muy ricas en nutrientes pero bajas en calorías. Recuerda que agregar fuentes de proteína, de fibra y de micronutrientes a tu desayuno para adelgazar te garantizará un buen comienzo (y buen fin) del día.

Y tú, ¿qué desayunaste hoy?


Cuéntanos en los comentarios...

ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico: