ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico:



enero 27, 2012

7 Tips para no engordar cuando comes fuera de casa

Comienza el fin de semana y eso es sinónimo de "desastre dietético" para muchos...

Para que cortes la tendencia y puedas salir a comer fuera con la familia o los amigos, hoy te traigo 7 tips de supervivencia en restaurantes (mi preferido es el número 3).

Espero que te sirvan ;)

Comer con conciencia en los restaurantes


Los tips que te voy a revelar hoy son un resumen de los que utilizó la Dra. Gayle Timmerman, profesora de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Texas, en un estudio publicado en la edición de enero de 2012 del Journal of Nutrition Education and Behavior.

La Dra. Timmerman y su equipo crearon una estrategia que ayudó a un grupo de mujeres de mediana edad que comen fuera frecuentemente a evitar aumentar de peso, e incluso perder algunos kilos.

El estudio incluyó a 35 mujeres de 40 a 59 años de edad, la mayoría tenían sobrepeso o eran obesas y salían a comer al menos tres veces por semana. Comer fuera incluía cualquier comida (desayuno, almuerzo o cena) o incluso un pastel y un café con leche en Starbucks.

Los investigadores lo llaman "comer con conciencia en los restaurantes", y enseñaron a las mujeres a prestar mucha atención a lo que comían y a cómo se sentían, con la meta de sentirse satisfechas con porciones más reducidas y dejar de comer antes de sentirse demasiado llenas.

Según Timmerman:
No se puede simplemente decir 'elija las verduras al vapor'. La gente no sale a comer verduras al vapor. Salen a comer algo que no pueden comer en casa.

En eso estoy completamente de acuerdo ;)

Aunque el objetivo del estudio era solamente evitar que aumentaran de peso, tras seis semanas en realidad habían perdido un promedio de poco más de uno a casi dos kilos (de tres a cuatro libras). Los diarios alimentarios mostraron que también comían unas 300 calorías menos al día.

¡Dame los tips!


En el estudio se utilizaron varias estrategias para lograr los resultados. Estas son algunas de ellas (tomado de HealthDay):
  1. Cuando haga su pedido, solicite una cajita para llevar junto con la comida, y coloque en ella la mitad del plato antes de comenzar a comer. "La investigación muestra que cuando hay menos en el plato uno come más lentamente, lo que ayuda a sentirse más satisfecho", apuntó Timmerman. "Si espera para poner la comida en la cajita para llevar, hay una tendencia a comer más. Entonces uno piensa que no quiere que la comida se desperdicie". Antes de saberlo, el plato está totalmente vacío.
  2. Pida de la carta. Si en realidad no quiere comerse tres tacos, arroz y frijoles, elija lo que desea. Quizás solo dos tacos bastan. También, "pida la salsa, la mantequilla y el aderezo aparte para asegurarse de que no consume calorías sin darse cuenta, o que ni siquiera deseaba", comentó Timmerman.
  3. Si le da igual, no lo coma. "Me gusta enfocarme en mis calorías 'deseadas' y evitar las que no deseo", dijo Timmerman. "Coma los platos que le encanten, y evite los que le den igual. El arroz me da igual, así que cuando como fuera, les digo que ni lo traigan. Muchas veces, comemos calorías de cosas que no nos gustan, que no disfrutamos particularmente y que ni siquiera deseamos". Añadió que la excepción son los alimentos altamente nutritivos. Quizás el brócoli sea neutral para usted, pero cómalo de cualquier forma.
  4. Comparta. Comparta el plato principal, las papas fritas o el postre.
  5. Esté consciente de lo que come y saboree cada bocado. "Por ejemplo, las papas fritas", planteó Timmerman. "Coma cada una lentamente y preste atención al disfrute que le provee la textura, el olor y el sabor. Entonces puede plantearse si en realidad se las tiene que comer todas para sentirse satisfecho, o si unas cuantas bastan. Concéntrese en el placer que le dan".
  6. Concéntrese en cómo se siente. El cuerpo tarda unos 20 minutos para darse cuenta de que está lleno, y la investigación ha mostrado que comer lentamente puede evitar el consumo excesivo al dar al cerebro ese tiempo para registrar la sensación de saciedad. Incluso masticar más la comida puede ayudar a que coma más lentamente y a sentirse más satisfecho, añadió Timmerman.
  7. En un restaurante chino, elegir arroz hervido en lugar de frito puede recortas unas cien calorías. En un restaurante de carnes, el filete o lomo es uno de los cortes de res más magros. Cuando coma en un italiano, la salsa marinara o de almejas es una mejor opción que las alfredo con crema. ¿Y esas berenjenas a la parmesana? Que la verdura no le engañe. La berenjena absorbe aceite, y con frecuencia es un plato rico en calorías. En una pizza, las salchichas y el pepperoni añaden muchas calorías. Una pizza de verduras es claramente una buena opción, pero si no le gustan el brócoli y los hongos en la pizza, incluso el tocino canadiense tiene menos calorías que otras carnes.
Además de seguir estos tips, no olvides planificar cuando vayas a comer fuera.

No hay nada más desastroso para nuyestros planes de adelgazamiento que nos agarren desprevenidos y sin haber pensado la situación.

Cuando vayas a salir a comer fuera, piensa en las opciones que tendrás y elige de antemano la que se ajuste mejor a tus planes. Si te es posible, averigua antes qué hay en el menú.

Ya sabes que comer en casa debe ser la opción más saludable, pero cuando tu vida social se mete en el camino ya no tienes excusa para desbordarte.

Hablemos en los comentarios


¿Cuál fue el tip que más te gustó? ¿Tienes algún otro que te funcione y que quieras compartir?

ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico: