ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico:



enero 20, 2012

Bacterias que ayudan a adelgazar

Aunque éste no es un tema súper agradable, debes saber que en tu cuerpo (y en el mío) hay muchisísimas bacterias.

Sí, las bacterias son esos famosos microbios... organismos vivos ("bichitos" es el término científico correcto, por si querías saberlo), microscópicos que viven, comen, hacen fiestas y reproducen dentro y fuera de nosotros.

Bueno, de estas bacterias hay dos tipos: las buenas y las malas.

Tu cuerpo tiene millones de millones de bacterias buenas que te mantienen saludable. Estas bacterias ayudan a tu sistema inmune a luchar contra las infecciones y las bacterias malas que amenazan con invadir tu cuerpo.

Pero, ¿de dónde salen estas bacterias (las buenas, quiero decir) y cómo hacemos para que se porten bien con nosotros? ¿cómo hacemos para que nos ayuden a adelgazar?

El día que naciste...


... ese día estabas completamente estéril. No tenías ni una sola mísera bacteria en tu cuerpo.

Tampoco tenías ningúna toxina ni nada por el estilo.

Cuando tomaste tu primer traguito de leche materna, con ella venían un montón de baterias buenas (es decir, saludables) que se metieron a tu cuerpo y colonizaron tus intestinos.

Las bacterias que viven hoy en tu cuerpo también vinieron del ambiente (tal vez no te acuerdas, pero un día agarraste un juguete del piso - bien sucio - y te lo metiste a la boca... bienvenidas bacterias).

Todas las bacterias buenas que se instalaron dentro de ti cuando apenas eras un bebé te protegen desde entonces.

Ayudan a pelear contra infecciones, ayudan al sistema inmune a atacar organismos externos y microbios que sean dañinos, y te protegen de diferentes sustancias que podrían producirte alergias.

Pero no sólo tus bacterias buenas te ayudan a evitar que te enfermes...

Las bacterias ayudan a adelgazar


O al menos eso es lo que muestran algunas investigaciones recientemente...

Por ejemplo, cuando se agrega a la dieta un tipo de bacterias llamadas lactobacilus se ha observado que las personas pueden reducir su grasa abdominal en más de 4% (además de bajar de peso, bajar de IMC, y reducir las medidas de cintura y caderas). Todo esto en un perdiodo de 12 semanas, con una dosis de 200 gramos al día.

En otro estudio se observó que se puede fortificar este mismo tipo de bacteria (lactobacilus) y otra llamada bifidobacterium (que también está presente en tus intestinos) con ácido linoléico conjugado (CLA, un tipo de ácido graso del que te hablé hace unos días)

La bifidobaterium se asocia de forma natural en tu cuerpo con el CLA. Lo que hicieron en el estudio fue reproducir esa asociación y luego incluirla en la dieta a ver qué pasaba.

Lo que observaron fue que hubo un aumento de cuatro veces la cantidad normal de CLA en el tejido adiposo (las células grasas), y la cantidad de CLA en el hígado (que también almacena grasas) se duplicó.

"¿Qué tiene que ver esto con adelgazar?" preguntas...

Bueno, se ha observado que el CLA propicia una mayor quema de grasas en el cuerpo (sobretodo en la región intraabdominal). Además, el CLA es un antioxidante muy potente que reduce la inflamación interna.

¿Tienes esas bacterias en tu cuerpo?


Como te dije antes, normalmente desarrollamos una comunidad de bacterias buenas en nuestro organismo desde que estamos pequeños. Pero también ya sabes que el ambiente puede influenciar esto.

Pero nada de eso es realmente grave.

Lo que es realmente problemático es que, según muestran algunas investigaciones, cuando tienes sobrepeso la población de bacterias que poblan tus intestinos (lo que llamamos la flora intestinal) es distinta que la de las personas delgadas.

En las personas con sobrepeso u obesas, la flora intestinal requiere distintos nutrientes para poder mantenerse. Esto implica que en una persona con sobrepeso u obesa la repartición de nutrientes no se hará de la manera óptima.

¿Alguna vez has sentido que un alimento que otras personas comen normalmente a ti te hace engordar?

Ésta podría ser una causa.

Cuando pierdes peso, tu flora intestinal vuelve a la normalidad.

Cuida tus bacterias


Si tienes sobrepeso ya no sólo tienes que preocuparte de cosas como la presión arterial, el colesterol alto, o el sólo hecho de tener que cargar ese peso adicional...

... también tienes que empezar a preocuparte por la salud de tus bacterias (que, en última instancia, es tu misma salud).

Tener una flora intestinal saludable implica:
  • Que tu sistema inmune funcione bien y que te enfermes menos
  • Que puedas digerir adecuadamente tus comidas y que los nutrientes en tu cuerpo se aprovechen como debe ser (para obtener energía de ellos, no para angordar)
  • Que tengas mayores concentraciones naturales de CLA en tu tejido graso y que puedas quemar la grasa más fácilmente
Ayuda a tu flora intestinal consumiendo alimentos fermentados con cultivos vivos, como lácteos fermentados (de preferencia preparados en casa, pues los que son comerciales usualmente no tienen cultivos vivos aunque así lo promocionen), y vegetales fermentados de todo tipo (choucrut, sauerkraut, pepinillos, miso, tofu, etc.).

(Este artículo fue adaptado de un artículo que puedes encontrar en la página de Prograde, donde se citan las referencias científicas)

Si te gustó y te pareció interesante, por favor comparte este post :)

ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico: