ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico:



enero 31, 2012

Ten un corazón más sano con esta dieta

Comer como nuestros antecesores puede mejorar enormemente la salud de tu corazón.

Pero no me refiero a los antecesores de hace mil o dos mil años...

... me refiero a los primeros seres humanos que existieron.

Como nos lo explican en un artículo de RealAge, un número creciente de biólogos evolucionistas dicen que para tener una vida más saludable debemos regresar a un tipo de alimentación de tipo cazador-recolector, con más carnes de animales de caza, tubérculos, bayas, nueces y huevos.

¿Se te hace familiar esta dieta? En este artículo te cuento dos hallazgos científicos prometedores y lo que puedes hacer para aprovechar sus beneficios.

La dieta "Paleo"


Es básicamente la dieta paleolítica de la que cada vez más gente está hablando últimamente.

Y yo no me voy a quedar atrás ;)

Ya he comprado el libro de la dieta paleolítica del famoso Dr. Loren Cordain, y mientras lo leo para hacer mi reseña, te contaré algunos de los estudios que he venido encontrando sobre el tema.

En el artículo de RealAge hablan sobre dos de estos.

En uno de estos estudios en el que participaron hombres y mujeres saludables, los investigadores encontraron que luego de cambiar a la dieta paleolítica por una semana, los participantes del estudio mostraron una mejor salud cardiovascular, mejor sensibilidad a la insulina (lo contrario de la resistancia a la insulina que produce diabetes), y menor rigidez arterial luego de las comidas (una medida de la salud cardiovascular).

Estos resultados sugieren que una alimentación que contiene muchos cereales y lácteos (como lo es el caso de la alimentación occidental de los últimos 10 mil años) puede ser la responsable de la epidemia de enfermedad cardiovascular, ya que nuestros cuerpos no han tenido el tiempo de adaptarse genéticamente a esos alimentos.

Comodín: con la dieta paleolítica no pasarás hambre y comerás menos


En otro estudio en el que participaron hombres con enfermedad cardiaca, la dieta paleolítica le ganó a la dieta Mediterránea: los participantes en la dieta paleo comieron en promedio menos calorías diarias aún cuando se sentían igualmente satisfechos que quienes hicieron la dieta Mediterránea.

Estos dos estudios sugieren que la dieta Paleolítica no sólo resulta saludable para el corazón, sino que también puede ayudar a deshacerse de los kilos de más de manera saludable.

Cómo hacer una dieta Paleo


Para que tu dieta se parezca más a la dieta paleolítica, aquí hay cuatro reglas que puedes seguir:
  • Come muchas verduras y tubérculos como rábanos, zanahorias, y nabos.
  • Merienda con frutos secos (almendras, nueces, pistachos...) cuando te den antojos fuera de las comidas.
  • Reemplaza las carnes de ganado tradicional con carnes orgánicas (ecológicas) de animales de pastoreo o con carnes de animales de caza.
  • Disminuye (o suprime) tu consumo de alimentos que contengan cereales (trigo, arroz, avena, etc.) y de productos lácteos.


ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico: