ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico:



febrero 27, 2012

10 Verdades Nutricionales Controversiales (que todo el mundo debería saber)

Si algo he aprendido desde que comencé a interesarme por la nutrición y las verdaderas razones por las que engordamos, es que muchas de las cosas que creemos ciertas en realidad no lo son.

Me refiero a los consejos nutricionales que nos han inculcado siempre, como eso de que el jugo de naranja es saludable, debemos comer varias porciones de cereales al día, y que las grasas engordan.

Descubrir los mitos nutricionales y las grandes mentiras y equivocaciones que se esconden detrás de estos consejos todavía practicados por muchísima gente ha sido toda una revelación para mí.

Por eso en este comienzo de semana quiero hacerte llegar una lista de 10 verdades nutricionales recopiladas por mi amigo de El Blog de Centinel que aunque pueden parecerte muy controversiales, son lo que la ciencia de hoy en día nos ha probado.

¿Las sabrás todas?

10 Verdades Nutricionales Controversiales probadas por la Ciencia Moderna


  1. Para llegar a tu dieta ideal, come a partes iguales vegetales, proteínas y grasas. Consumiendo estos alimentos (y cantidades adecuadas de agua) tu cuerpo tendrá absolutamente todos los nutrientes que necesita para estar en buena salud y delgado.
  2. Evita los siropes o jarabes y las grasas trans. Estas dos sustancias que plagan casi la totalidad de los alimentos procesados hoy en día (sólo basta mirar las etiquetas) son completamente venenosos y no sólo hace engordar sino que aumentan el riesgo de cáncer y de muerte por enfermedades cardiovasculares.
  3. Para perder peso, más que la cantidad, lo importante es la elección de los alimentos adecuados. Eso de que lo importante es comer emnos calorías es completamente falso. Lo importante es el tipo de alimentos que consumes, no cuánto.
  4. Los carbohidratos refinados (pasta, arroz blanco, cereales, pan, harina, patatas, etc.) son peor que inútiles. No sólo ofrecen una enorme cantidad de calorías que no sirven para nada, sino que aumentan el riesgo de cantidad de enfermedades, incluyendo diabetes, pues producen un estado crónico de exceso de insulina.
  5. La grasa no es tu enemiga. Todo lo contrario, es imprescindible para tener buena salud y además son necesarias para adelgazar.
  6. Los michelines crecen por los carbohidratos. El almacenamiento de grasa en el cuerpo se da cuando los niveles de insulina se mantienen constantemente altos, y esto lo producen los carbohidratos mucho más que cualquier otro tipo de nutriente.
  7. Come sin miedo y en abundancia carne y pescado. Las fuentes de proteínas saludables son indispensables para una buena salud y no hacen engordar (al contrario, ayudan a adelgazar). No hay que temerle a las carnes rojas si son de origen natural y de preferencia orgánico. Los problemas con las carnes rojas ocurren cuando éstas son procesadas. Los alimentos naturales son saludables, los procesados son dañinos.
  8. Un valor elevado de colesterol total o de LDL (colestrol malo) no tiene que ser necesariamente peligroso. Recientemente se está entendiendo que lo que realmente aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular son los valores de un tipo muy especial de colesterol LDL (no el total) que aumenta con el consumo de carbohidratos refinados y de carnes procesadas. Lo que hay que buscar no es tener el colesterol bajo, sino un buen equilibrio HDL/LDL y bajos niveles de los LDL peligrosos.
  9. Haz ejercicio para mejorar tu salud y tu vida, pero por sí solo, no te servirá para adelgazar. Lo que realmente importa a la hora de adelgazar es la alimentación. No importa cuánto corras, no adelgazarás si tu alimentación no es la adecuada. Pero muévete, es mil veces mejor para tu salud que estar sentado todo el día.
  10. Para no abandonar tu dieta idónea, sáltatela de forma programada. Se ha comprobado de muchas formas, y aunque no haya aún una explicación bioquímica o fisiológica, se sabe que quien se sale de la dieta de vez en cuando y de forma planificada (nada de atracones) lleva un mejor estilo de vida en general. Incluye un día fuera de dieta de vez en cuando y date tus gustos.

ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico: