ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico:



febrero 08, 2012

7 Cosas que Nuestros Antepasados Prehistóricos No Hacían

Como lo comenté en un post anterior, he decidido comenzar a experimentar con una dieta muy prometedora: la Dieta Paleo.

Esta dieta tiene su base en un argumento genético: la evidencia sobre nuestro ADN muestra que la fisiología humana no ha cambiado prácticamente nada en los últimos 40mil años.

Como lo dice el Dr. Loren Cordain en su libro "The Paleo Diet":
Literalmente somos gente de la Edad de Piedra viviendo en la Era Espacial. Nuestros genes están bien adaptados a un mundo en el que todos los alimentos que se comían a diario tenían que ser cazados, pescados, o recolectados del ambiente natural.
Imagínate algo así como Los Picapiedras (pero sin los carros, ni los bolos...).

Para entender un poquito mejor lo que realmente significa alimentarse como un ser del Paleolítico, hoy vamos a ver lo que esos Picapiedras de la vida real no hacían en cuanto a su alimentación.

Cómo NO era la alimentación en el Paleolítico


  1. La gente del Paleolítico no consumía leche ni productos lácteos. Como podrás entender, ordeñar a un mamuth u otro tipo de animal prehistórico no debía ser muy fácil (y eso si lograban atrapar a alguno).
  2. La gente del Paleolítico no comía granos ni cereales prácticamente nunca. Obviamente la agricultura no existía en ese entonces, y se privilegiaba el consumo de otros alimentos. Los granos y cereales sólo los consumían, si encontraban, cuando no había absolutamente más nada que comer.
  3. La gente del Paleolítico no salaba su comida. Obtenían el sodio y el cloro de los alimentos naturales. No existía la sal como condimento.
  4. La gente del Paleolítico no comía azúcar refinada. El único tipo de azúcar que comían aparte del de las frutas era miel (cuando encontraban, que no era tampoco muy frecuentemente).
  5. La dieta del Paleolítico estaba dominada por animales salvajes. Su consumo de proteínas era relativamente alto y su consumo de carbohidratos relativamente bajo (al menos comparado con los lineamientos - absurdos - de las autoridades sanitarias en la actualidad).
  6. Virtualmente todos los carbohidratos que comía la gente del Paleolítico venían de frutas y verduras frescas no feculentos (que no contienen almidón). Así, su consumo de carbohidrato era bajo y su consumo de fibra muchísimo más alto que el de las dietas modernas.
  7. Las principales grasas en la dieta del Paleolítico eran grasas saludables. Incluían las grasas saturadas de las carnes magras de los animales que cazaban, así como abundantes grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, con un alto consumo de omega-3 (nada de grasas trans ni excesos de omega-6 como en las dietas actuales).

¿Por qué cambió tanto nuestra dieta?


Según el libro "The Paleo Diet", el mayor problema comenzó en la Revolución Agricultural, cuando empezamos a sembrar cereales y basar nuestra alimentación en estos.

El resto es una historia larga y triste que mejor ni contar: ausencia de suficientes conocimientos, investigaciones científicas mal realizadas y/o mal interpretadas, decisiones tomadas por las razones inadecuadas, influencias mal orientadas, etc.

Hoy en día la industria influencia las decisiones gubernamentales en cuanto a salud y alimentación, y los medios manipulan nuestras propias decisiones (mañana y pasado les cuento por qué digo esto).

En cualquier caso, la verdad es que yo encuentro este asunto de la Dieta Paleo altamente convincente. Hay montón de evidencia que lo respalda (el libro del Dr. Cordain cita cientos de artículos científicos) y además no puede hacer daño: simplemente es volver a lo básico, eliminar los alimentos que se sabe que hacen daño a la salud y basar la dieta en aquellos alimentos más nutritivos y más saludables.

¿Significa eso que apoyo completamente esta dieta? Te lo contaré más adelante, cuando haya terminado mi experimento ;)

Por el momento, ¡sigue pendiente que tengo una tonelada más de cosas que contarte sobre la Dieta Paleo!

ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico: