ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico:



agosto 08, 2012

¿Te cuesta adelgazar? Tal vez es por esto...

¿Sabías que se estima que cerca de un 10% de las personas adultas (sobretodo mujeres) sufren de hipotiroidismo?

Ésta es una de las causas más comúnes de los aumentos de peso inexplicados, o de las dificultades para adelgazar cuando se sigue un buen plan alimenticio y la actividad física está en regla.

Creo que este tema es muy importante, y por eso hoy escogí hacerte un resumen de dos artículos muy completos al respecto (uno de HealthDay y el otro de Prograde).

La tiroides es la encargada de regular muchísimos aspectos del metabolismo, como el crecimiento de las células, la ganancia o pérdida de peso, las funciones reproductoras, etc.

Como ves, se trata de una glándula importantísima, y hace sus tareas mediante las llamadas hormonas tiroideas: T3 (triyodotiroxina) y T4 (tiroxina).

Cuando hay hipotiroidismo, todo el metabolismo corporal se ve afectado. Esto puede ocurrir porque la glándula tiroides produce menos hormonas tiroideas de lo que debería, o porque la efectividad de esas hormonas no es suficiente.

Como te dije antes, según he leído, el hipotiroidismo es muy común: cerca de un 10% de los adultos sufren lo que se llama hipotiroidismo subclínico (una tiroides que funciona a baja capacidad y que produce sobrepeso, pero que no manifiesta los síntomas más severos del hipotiroidismo). Esto ocurre sobretodo en mujeres a partir de los 50 años, o también en personas que tienen un consumo muy bajito de yodo.

Pero un aumento de peso inexplicado no siempre es culpa de la tiroides...

Para saber lo que puede estar ocurriendo en tu caso, tenemos que enterarnos un poquito más de qué va esto del hipotiroidismo y qué es lo que hay que hacer en caso de duda (tanto desde el punto de vista de los síntomas como desde el punto de vista de la pérdida de peso).

Así que si tienes dificultades para adelgazar, sigue leyendo, que puede que encuentres aquí la razón.

¿Por qué se produce el hipotiroidismo?


La causa más común de hipotiroidismo es la inflamación de la tiroides, lo cual le causa daño a sus células. La tiroiditis de Hashimoto o autoinmunitaria, en la cual el sistema inmunitario ataca la glándula tiroidea, es el ejemplo más común de esto. Algunas mujeres desarrollan hipotiroidismo después del embarazo, lo que a menudo se denomina "tiroiditis posparto".

Otras causas comunes de hipotiroidismo abarcan:
  • Defectos congénitos (al nacer)
  • Terapias de radiación al cuello para tratar cánceres diferentes, lo cual también puede dañar la glándula tiroidea
  • Yodo radiactivo usado para tratar una tiroides hiperactiva (hipertiroidismo)
  • Extirpación quirúrgica de parte o de toda la glándula tiroidea, realizada para tratar otros problemas tiroideos
  • Tiroiditis viral, que puede causar hipertiroidismo y con frecuencia va seguida de hipotiroidismo temporal o permanente

¿Cómo saber si tengo hipotiroidismo?


A la tiroides usualmente se le achaca la culpa del aumento de peso porque ese es uno de los síntomas del hiportiroidismo. Pero para realmente tener hipotiroidismo una persona también debe mostrar otros síntomas (al menos algunos), como estos:
  • Cabello muy fino, seco y quebradizo
  • Hinchazón bajo los ojos
  • Lengua hinchada o gruesa
  • Piel escamosa, reseca y áspera
  • Manos y pies fríos
  • Estreñimiento persistente
  • Ritmo cardiaco lento (aunque la persona nos ea un atleta)
  • Temperatura corporal baja
  • Ser más sensible al frío
  • Fatiga o sentirse lento
  • Períodos menstruales abundantes
  • Dolor muscular o articular
  • Debilidad
  • Aumento de peso (involuntario)
Otros síntomas que también se asocian al hipotiroidismo son la depresión, poco apetito sexual, irritabilidad, y pérdida de memoria.

El problema es que muchos de estos síntomas también pueden deberse a otras condiciones médicas, como la andropausia o la menopausia, o incluso estar relacionados con una alimentación deficiente en nutrientes esenciales.

Sin embargo, los síntomas más graves del hipotiroidismo aparecen más tarde si el problema no se diagnostica temprano y no se aplica tratamiento:
  • Disminución del sentido del gusto y el olfato
  • Ronquera
  • Hinchazón de la cara, las manos y los pies
  • Discurso lento
  • Engrosamiento de la piel
  • Adelgazamiento de las cejas
Para detectar el hipotiroidismo, usualmente se hace un examen físico que puede revelar la presencia de una glándula tiroidea más pequeña de lo normal, aunque, algunas veces, la glándula es de tamaño normal o incluso agrandada (bocio).

El examen también puede revelar:
  • Uñas quebradizas
  • Rasgos faciales toscos
  • Piel pálida o reseca que puede ser fría al tacto
  • Hinchazón en brazos y piernas
  • Cabello delgado y quebradizo
Además de todo esto, mediante un análisis de sangre se pueden determinar los niveles de la hormona estimulante de la tiroides (TSH), una hormona que es secretada desde tu cerebro y que le indica a la tiroides que produzca T3 y T4. Si la tiroides no produce suficiente T3 y T4, los niveles de TSH seguramente estarán elevados (pues tu cerebro estará tratando de insistirle a la tiroides que produzca más hormonas).

Los niveles "normales" de TSH se encuentran entre 0.3 and 3.0 mIU/L, pero algunos médicos consideran que si tienes niveles de TSH superiores a 2.0 mIU/L eso ya puede indicar el comienzo del desarrollo del hipotiroidismo (sería lo que se conoce como hipotiroidismo subclínico).

Los exámenes de laboratorio también pueden revelar:
  • Anemia en un conteo sanguíneo completo (CSC)
  • Niveles de colesterol elevados
  • Enzimas hepáticas elevadas
  • Prolactina elevada
  • Sodio bajo
En caso de dudas o de síntomas persistentes y sin explicación alterna, los médicos mandan a hacer exámenes sanguíneos para medir los niveles de T4 libre y anticuerpos tiroideos, y también a realizar exámenes físicos complementarios para evaluar el tamaño y la forma de la tiroides.

¿Qué hacer en caso de tener hipotiroidismo?


El propósito del tratamiento es reponer la hormona tiroidea que está faltando. La levotiroxina es el medicamento que se emplea con mayor frecuencia. Los médicos prescribirán la dosis más baja posible que alivie los síntomas de manera eficaz y que lleve el nivel de la hormona estimulante de la tiroides a un rango normal.

En caso de hipotiroidismo comprobado el tratamiento es de por vida.

Las personas con hipotiroidismo sin tratamiento están en mayor riesgo de:
  • Dar a luz a un bebé con defectos congénitos
  • Cardiopatía debido a niveles más altos de colesterol LDL ("malo")
  • Insuficiencia cardíaca
Pero cuidado, el tratamiento para la tiroides debe siempre ser acordado con tu médico y controlado muy de cerca. Las personas tratadas con demasiada hormona tiroidea están en riesgo de presentar angina o ataque cardíaco, al igual que osteoporosis (adelgazamiento de los huesos).

Ahora, si tu caso no es de hipotiroidismo como tal sino más bien de hipotiroidismo subclínico (que es mucho más común), la terapia usualmente inicia con algunos cambios nutricionales:
  • Uno de los principales culpables es la insuficiencia de yodo. Se requieren unos 150 µg/día para prevenir el hipotiroidismo, y puedes encontrarlo en pescados, sal yodada, productos lácteos, huevos enteros, fresas, melaza, y algas.
  • El selenio también es importante para que la tiroides funcione normalmente. Lo encuentras en cebollas, champiñones, cereales y nueces del Brasil.
  • Finalmente, se deben evitar los alimentos goitrogénicos: alimentos que interfieren con la función de la tiroides. Estos incluyen todos los productos de soja, los vegetales crucíferos (brócoli, coliflor, repollo y todo tipo de coles), y las leguminosas. En el caso de los vegetales crucíferos, la cocción inactiva los compuestos goitrogénicos.

¿Te cuesta adelgazar? Revisa esto primero


Antes de que te convenzas que tienes problemas de la tiroides y por eso te cuesta tanto adelgazar, es bueno revisar que estés haciendo todo bien para tener una composición corporal ideal:
  • Comer regularmente, en porciones adecuadas
  • Comer una dieta balanceada en cuanto a nutrientes esenciales y basada en alimentos naturales no procesados
  • Tener un buen consumo de ácidos grasos Omega-3 (ya sea mediante alimentos naturales o mediantes suplementos de calidad)
  • Evitar el azúcar y el alcohol
  • Evitar los alimentos procesados
  • Hacer ejercicio regularmente (varias veces a la semana), incluyendo entrenamiento con pesas
  • Pasar poco tiempo sentado
Si cumples todos estos aspectos y aún así experimentas problemas de peso o varios de los síntomas de que hablamos, lo mejor es que chequees con tu médico y te hagan las pruebas para la función tiroidea.

Pero si no cumples con todas estas cosas, pues ya sabes dónde debes comenzar. Verás que no sólo tus problemas de peso mejoran, sino que también te sientes mucho mejor y tu cuepro empieza a estar más saludable.

Si implementas estos cambios en tu estilo de vida es 100% seguro que vas a alcanzar tus metas de adelgazamiento y salud, independientemente de que se lleve más tiempo de lo que te hayas planteado originalmente.

Es tu turno


Espero que el artículo te haya sido de utilidad. Si es así, por favor tómate un segundo (literamente un segundo, es lo que tardas haciendo click) para compartirlo.

Y ahora cuéntame: ¿Para ti qué es lo peor de no poder adelgazar? ¿A qué crees que puede deberse esa dificultad en tu caso?

ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico: