ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico:



Mi Historia

Lo que sigue lo escribí en abril de 2010... Las cosas han cambiado desde entonces, y este contenido original explica bien cómo nació este blog y mi nueva dieta:
Tengo 33 años, mido 1,68 m y peso 68 kg. No soy ni médico ni nutricionista. Soy una mujer normal que quiere perder algo de peso.

Desde hace años (desde que tuve a mi hijo ahora adolescente) agarré unos cinco kilos de más de los cuales no he podido deshacerme de forma permanente. He tenido momentos en los que he logrado rebajarlos, pero también otros en los que los he multiplicado por dos!

No me considero una persona gorda, pero sí quisiera estar más delgada…
Tengo mucha celulitis (toda la vida la he tenido) y unas revolveras que luego de una súper dolorosa liposucción se han disminuido bastante. Pero sigo teniendo esos cinco kilos de más (sí, lo que quiero rebajar son cinco kilos). He hecho muchas dietas, y muchas cosas para deshacerme de esos kilitos, y a veces lo he logrado, pero luego vuelven.

Esta vez he querido acostumbrarme a una nueva forma de alimentarme, a un nuevo estilo de vida. Hago deporte frecuentemente (voy al gimnasio al menos tres veces a la semana y hago step, aerobics, abdominales, ejercicios para los glúteos, los muslos, los brazos…), y en general llevo una vida sana: trato de dormir al menos 8 horas diarias, no bebo (sólo cuando salgo con mis amigos, y no paso de 4 cervezas o copas de vino), no fumo, y mi único vicio son unas dos tazas de café al día. Me queda entonces echarle mano a mi alimentación y convencerme de que puedo quitarme esa grasa de más si como más sano.

Me puse entonces a buscar en Internet, a leer libros y revistas, y a consultar con los instructores del gimnasio, y he encontrado muchas ideas para mejorar mis hábitos alimenticios y comenzar a rebajar sanamente y de manera durable. En este blog escribo todas mis ideas, las informaciones que encuentro, mis distintos resultados… en fin, los lineamientos para hacer mi nueva dieta.
Todo comenzó porque me cansé de estar gorda. Sin embargo, luego de ese comienzo, mis objetivos han evolucionado a lo largo del camino.

Cuando comencé sólo quería perder 5 kilos. Una de las primeras cosas con las que me encontré en mi búsqueda de la "dieta perfecta" fue la página del Dr. Salomón Jakubowicz, de Ni Una Dieta Más (NUDM). Leyendo con cuidado todo lo que allí estaba comencé a darme cuenta de la importancia de las proteínas en la alimentación, y de lo necesarias que son cuando se quiere bajar de peso.

Sin embargo, había algo que no me gustaba de la idea de NUDM. Se suponía que había que tomar la merengada a diario y de por vida (o al menos no está especificado hasta cuándo tomarla), y yo me preguntaba ¿no habrá alguna forma de obtener los mismos beneficios sin tener que estar dependiendo de comprar un suplemento? Además, vivo en Francia y aquí no venden esa merengada... ¿qué podía hacer entonces?

Investigué (porque soy científica y me encanta investigar) y me di cuenta que el batido NUDM es proteína lactosérica, o whey protein. Es decir, es proteína de suero de leche. Es proteína, eso es todo. Y aunque es verdad que la whey protein es excelente por muchas razones, eso quería decir que podía obtener los mismos beneficios del batido si mi dieta estaba bien estructurada alrededor de un consumo adecuado de proteínas. Y de hecho así fue: comencé a rebajar poco a poco.

Luego de todo lo que aprendí gracias a los consejos del Dr. Salomón, y aún con ganas de perder mis kilos de más, me topé por casualidad con la página del Dr. Pierre Dukan. Descubrí la famosa Dieta Dukan, o Dieta Protal, que tantas mujeres siguen y adoran.

Comencé a hacer la dieta Dukan: una semana de fase de ataque en la que sólo se pueden comer proteínas (nada de grasas, nada de carbohidratos). Los resultados fueron sorprendentes. Sin embargo, al ver lo que seguía, no me gustó esa idea tampoco. ¿Tener que seguir esa dieta tan estricta por toda la vida? ¿Frutas, vegetales y otras comidas prohibidas por el resto de mi vida? Sí, yo sé que sí se pueden comer cuando se llega al final, pero era la idea de que esas cosas fueran consideradas "anti-dieta" (o "tolerados", como los llaman en esa dieta) lo que no me gustaba para nada.

Buscando otras alternativas menos restrictivas y extremas, conseguí la llave que me abrió las puertas hacia mi nuevo cuerpo: el libro de Mike Geary "La verdad sobre los abdominales marcados". No sólo el libro, toda la página de Mike fue una revelación. Encontré información tan innovadora y que contradecía todo lo que yo creía saber hasta el momento sobre cómo rebajar y cómo comer sano, que al comienzo no podía creer que fuese verdad. Busqué por todos lados a ver si se trataba de un engaño, y al encontrar sólo buenos comentarios decidí probarlo.

Y allí fue cuando todo cambió: aprendí lo que es una dieta sana y balanceada, una dieta como forma de alimentarse, de por vida, no sólo para perder "algunos kilos". Aprendí cómo acelerar mi metabolismo, cómo digiero las comidas, qué tipos de alimentos me ayudan a quemar grasa y qué tipos de alimentos me lo impiden. Entendí el por qué de las recomendaciones del Dr. Salomón y del Dr. Dukan, y entendí los efectos que cada una de estas dietas tiene sobre el cuerpo. Reconocí que lo que quería perder era grasa, no simplemente peso. Aprendí a deshacerse de mis adicciones con la comida y a encontrarle el gusto a los alimentos naturales. Aprendí a hacer ejercicios que sí hicieron cambiar mi cuerpo (a pesar de que antes iba cuatro días a la semana al gimnasio sin ver resultados), y aprendí a ver y escuchar mi cuerpo de mejor manera.

Aprendí a trabajar CON mi cuerpo, y no EN CONTRA de él. Aprendí que si le doy a mi cuerpo todo lo que él necesita, él solo se encargará de deshacerse de la grasa en exceso.

Luego de Mike abrí los ojos a toda la información que estaba allí, frente a mí, disponible. Encontré el programa de "Comer para perder" de Isabel de Los Ríos, "Culturismo sin tonterías" de Vince DelMonte, "Adelgazar para siempre" de Jon Gabriel, el "Incinerador de grasa" de Rob Poulos, el "Entrenamiento Turbulento" de Craig Ballantyne, las recomendaciones y ejercicios del Dr. Kareem Samhourai (Dr. K), de Brad Campbell, de Scott Colby, Tom Venuto, Jon Benson, John Romaniello, Joel Marion, Kim Lyons, Jennifer Nicole Lee... Todos entrenadores y expertos de la "nueva escuela".

En la actualidad, es muchísimo lo que he aprendido. Ahora no sólo perdí los 5 kilos que me propuse al inicio, sino que he perdido más grasa y he ganado más músculo. Aún me queda camino por recorrer y mi nueva meta es lograr un cuerpo sano y esbelto de Modelo Fitness.

Todo está plasmado en este blog: toda mi historia de cómo aprendo a alimentar mi cuerpo y mi mente, y de las recompensas que recibo a cambio.

ATENCIÓN: Este blog se encuentra cerrado desde abril de 2012, y el contenido está desactualizado. Para recibir los artículos actualizados, visita la nueva dirección en www.minuevadieta.com, o apúntate a continuación para enviártelos directamente a tu correo electrónico: